Vuelve septiembre: Tips y consejos

Con la vuelta al cole y a la rutina, vuelve septiembre. Y es que este mes, a demás de significar la vuelta de las vacaciones, es un nuevo comienzo para muchos. No solo el comienzo del curso, y de la rutina, también se plantean nuevos objetivos y metas que cumplir, como si de un año nuevo se tratara.

Empieza así, una nueva etapa para todos, a la que cuesta adaptarse después de unas magníficas vacaciones que han dado mucho de sí para reflexionar de como llevar y adaptarse al nuevo curso. Por eso te traemos una serie de consejos y tips para mayores y pequeños para llevar septiembre de la mejor forma posible y superar el bajón post-vacacional.

Actitud positiva

Enfréntate a la vuelta con una actitud renovada y más positiva que nunca. Mira el lado bueno de las cosas y aprovecha la paz y el relax que te ha traído el verano parar adaptarte a los retos de septiembre. Saca el lado positivo de pequeñas cosas: Aprovecha para reencontrarte con quién llevas tiempo sin ver ahora que habéis vuelto todos, saca tiempo para ti mientras los peques están en el cole, disfruta de las noches, cada vez más frías, de taparte mientras la ventana está abierta… ¡Septiembre está lleno de ventajas!

No te olvides de esa motivación de la vuelta al cole para los niños. Y es que puede traer también muchas cosas positivas, y como adultos hay que hacérselas ver a los peques para que sacarles una sonrisa los primeros días y que no les cueste tanto: Resalta lo emocionante que es reencontrarse con los compañeros de clases y amiguitos y compartir todas las aventuras de las vacaciones,  las ganas y lo divertido que es aprender cosas nuevas, las actividades que ya puede hacer con su edad… Son motivaciones que animarán a los pequeños en la vuelta a clases.

Estira el verano lo que puedas

Aún hace buen tiempo y, por lo general, días preciosos y soleados. ¡No te quedes en casa! El invierno es muy largo. Continua haciendo planes al aire libre y pasándolo en grande, tardes de piscina, atardeceres en una terraza, paseos por el parque, cenas en el jardín, barbacoa con la familia el fin de semana…

Nuevos objetivos

No hay nada que pueda causar mayor motivación que plantearse nuevas metas que cumplir. Empieza por pequeñas cosas a corto plazo y continua con retos más grandes a largo. Apúntate al gym, ponte en forma, y quién sabe, igual dentro de unos meses puedes estar corriendo una media maratón. Sal con la bicicleta, cada día un poco más de distancia, anda, apúntate a una nueva actividad que tengas ganas de probar ¡Ahora es el momento y no lo debes dejar pasar!

Pequeños proyectos

Se trata de probar cosas nuevas. Igual que en el punto anterior, puedes empezar por pequeñas cosas que puedes hacer en casa mismo. Nuevas recetas de cocina, dale un giro a la decoración de tu salón con pequeños detalles caseros, aprende a pintar, colabora con una ONG, apúntate de voluntari@ al algún proyecto que te llame la atención… Satisfacción asegurada.

Una escapadita de fin de semana

Y es que septiembre ¡es el mejor momento! Hay un montón de ofertas y sitios chulísimos a los que ir a disfrutar un par de días cerca de casa. Un respiro, aún estival, para coger aún más fuerzas y disfrutar de los maravillosos días, ya sin el calor veraniego, fuera de la ciudad. organiza algo fácil y divertido para toda la familia.

Ilusión de comprar nuevos útiles escolares:

Hay cosas que cambian de generación en generación pero hay otras que no, entre ellas la emoción de estrenar lápices, colorines, mochilas…  El material escolar del nuevo año académico. Estrenar cuadernos y papelería seguro que es un buen motivo para animar la vuelta a la rutina de los más pequeños y mayores. Puedes echar un vistazo a algunas cositas perfectas para afrontar esta época con una sonrisa:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pequeños cambios en la rutina para no agobiarte

No se puede dar un giro 360 a nuestros hábitos, rutinas y horarios diarios, pero sí que se pueden ir modificando detalles para darnos un respiro y no quedarse atrapado tan pronto. Puedes cambiar tu hora de ir al trabajo, ve antes, cambia la ruta, tómate un café antes, aprovecha para caminar antes de enfrentarte al día, toma algo al salir, búscate una nueva lista de música que te motive a cantar, descubre nuevos artistas…

Date un capricho 

Una chaqueta nueva, un pañuelo, unas gafas, un colgante, una cartera, un bolso… o incluso ¡un nuevo corte de pelo! ¿Por qué no? Sorpréndete a ti mism@ con una nueva imagen o un cambio que te motive a embarcarte en los nuevos hábitos desde otra perspectiva más ‘emocionante’ y renovada.

 

Recuerda que todos los nuevos cambios a los que te enfrentas, seguro que son para bien, así que te deseamos mucha suerte y fuerza para esta nueva época que viene, siempre con una sonrisa y optimismo, a pesar de que el verano finalice, hay un montón de cosas que llegan también para disfrutarlas.

¡Feliz septiembre!

Deja un comentario